Buscando una lámpara eficiente

Mi historia de esta búsqueda no es reciente, lo que si es reciente es el hecho de haber recordado que desde cuando era niño y no había electricidad en casa, soñaba con solucionar la iluminación de alguna forma que costara muy poco y de ser posible fuese gratis.

Con mi hijo hemos revisado las especificaciones de las lámparas más comunes que hay en el mercado en estos tiempos y también hemos hecho algunas pruebas en casa para comprobar en la prática la corriente que demandan y la eficiencia con las que iluminan.

Como casi todos sabemos las lámparas florescentes compactas se han hecho populares precisamente porque gastan mucho menos electricidad que las incandescentes para una misma cantidad de luz. Pero cuando vamos de compras por lo general nunca notamos que la cantidad de luz no solo está relacionada a los watts que dice en la caja, sino también depende del color y la forma de la lámpara.

Para la mayoría de compradores y de vendedores en el mejor de los casos solo existen la luz cálida, la neutra y la fría. Pero en realidad existen en el mercado más de tres tonos y cada uno se identifica por su temperatura de color.

La temperatura de color:

Se llama temperatura de color precisamente al color de luz que emite un cuerpo negro cuando cambia su temperatura y se mide en grados Kelvin. Para explicar esto se suele partir del hierro, el cual pasa por varios colores segun va siendo calentado, del típico color oscuro al que está a temperatura ambiente se va poniendo rojo, luego naranja… a los 2000 K se torna amarillo y a los 6000 K ya es un blanco intenso, a punto de empezar a verse celeste.

Al tener presente lo anterior será fácil comprender que una lámpara etiquetada como 2700 K dará una luz más cercana al amarillo que una etiquetada como 6500 K, que iluminará con un color tan blanco que bien nos podría parecer celeste. En la mayoría de supermercados se pueden encontrar lámparas con temperaturas de color de 2700, 3000 (cálida), 3500, 4000, 4100 (neutra), 5000, 5500 (día), 6000 y 6500 (fría).

Cada tono de blanco produce un efecto particular en el ambiente iluminado, pero como ahora se trata de ver las eficiencias, dejaremos esto para otro artículo.

Comparemos la eficiencia luminosa de algunas lámparas compactas en espiral de 220v de acuerdo a su potencia nominal y temperatura de color, según lo que dice en la caja. El lumen es la unidad de flujo luminoso y cuanto más lúmenes nos den por watt mayor será la eficiencia:

-8 w

-2700 K – 460 lm -> 57.5 lm/w

-4000 K – 460 lm -> 57.5 lm/w

-6500 K – 430 lm -> 53.7 lm/w

-12 w

-2700 K – 700 lm -> 58.3 lm/w

-4000 K – 700 lm -> 58.3 lm/w

-6500 K – 660 lm -> 55.0 lm/w

-24 w

-2700 K – 1750 lm  -> 72.9 lm/w

-4100 K – 1750 lm  -> 72.9 lm/w

-6500 K – 1650 lm  -> 68.7 lm/w

Estas lámparas listadas se conectan directamente a 220v, con rosca E27 (Edison 27 mm, la misma de las incandecentes).

¿Notaron que las lámparas de más potencia tienen más eficiencia,  y que las de mayor temperatura de color, es decir las de tonos fríos son menos eficientes que las cálidas?

La forma:

Las lámparas con tubos en espiral son más eficientes que aquellas que tienen 2 ó 3 tubos en forma de U juntos en una misma base, pero un único tubo en U es más eficiente todavía que las lámparas en espiral.

Los tubos en U comunmente se usan en lámparitas de escritorio, y las potencias más populares son de 9 y 11 watts. También hay en potencias más altas pero es menos frecuente encontrarlas en los supermercados. Estos tubos no traen el balasto incorporado, esa es una gran ventaja, pues los hace de menor costo, menos material se deshecha cuando hay que cambiarlos y pueden usarse en aplicaciones de diferentes voltajes solo usando el balasto adecuado.  Estas son las características del tubo en U de 11 watts que hemos usado en instalaciones de energía solar, y que también tenemos en casa:

-4000 K – 850 lm -> 77.3 lm/w

Interesante la eficiencia no les parece? Ah, por cierto, 850 lm es más o menos la luz que da una bombilla incandescente de 75w.

La vida útil:

Una bombilla incandescente suele durar unas 1000 horas,  una lámpara compacta entre 6000 y 8000 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *