Isla polar a la deriva

Recordemos que en agosto del 2005, durante el verano en el polo sur, un bloque de hielo de 66 km2 de superficie se desprendió de la plataforma Ayles en el ártico canadiense, pero en aquel entonces casi no se movió debido a que estaba aun rodeado por aguas congeladas.

Los especialistas estimaban que en los siguientes veranos esta gran isla se iría desplazando poco a poco posiblemente hacia mar abierto, pero ahora coincidiendo con el intenso deshielo polar que batió records este año los satélites nos muestran que esa gran placa de unos 42 mts de espesor se ha partido en dos y ambas partes se están desplazando más rápido de lo imaginado, tal es así que una de ellas a enfilado a la increible velocidad de 90 km por semana rumbo a las plataformas de gas y petróleo en Alaska. ¿se está vengando el planeta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *